“Mi amor, baja la cabeza”, la advertencia del novio de Yulissa durante el tiroteo en que perdió la vida

0 commentsViews: 2
Santo Domingo

“Mi amor, baja la cabeza”, fue la advertencia que provino de Edgar Leito a su novia en el momento en que su vehículo fue tiroteado. Su pareja, Yulissa Merardily Acosta, fue asesinada la noche del domingo en un incidente en la avenida George Washington, luego del roce de dos vehículos.

“Nosotros salimos del casino en dirección al puente flotante y de repente vemos un carro que va súper pegado del nuestro a la misma velocidad y cuando bajó el cristal, él comienza a discutir, le dije que era él quien iba encima y me respondió de manera intimidante y me sacó la pistola”, narró Leito, quien fue herido en el hombro derecho.

El joven, de 32 años, contó que el atacante parqueó el carro para bloquear el que ellos conducían, pero justo antes de que saliera aceleró tratando de escapar de la situación.

“Yo sentí cuando el tiro me pego e inmediatamente le comencé a decir a Yulissa que no pasa nada, que todo está bien, que estoy bien pero ella no me respondía y no fue hasta que vi que su cabeza se inclinó hacia mí, que me di cuenta que ella estaba herida”, relató Edgar.

La desesperación se apoderó de Leito cuando empezó a moverla para ver si reaccionaba pero al ver que tampoco así le respondió, continuó en la vía en busca de ayuda, pero ese esfuerzo fue prácticamente en vano.

“Paré una jeepeta blanca, hablé con el conductor y le dije que estábamos heridos que nos ayude y me cerró la ventana, luego paré otro y lo único que me dijo fue que llame al 911 y no fue hasta que crucé el puente flotante que me ayudaron tres policías”, añadió.

Leito fue llevado a la clínica Integral II y de allí fue referido al hospital Darío Contreras donde se tiene un registro de su ingreso, pero no hay nada que decrete su salida del centro médico.

Yulissa Acosta estudiaba medicina y era oriunda de Cotuí, pero residía con su hermana en la urbanización Mi Hogar, en el sector Villa Faro,  en Santo Domingo Este.

Los moradores de la comunidad la reconocen como una persona de bajo perfil ya que para la impresión de éstos, “ella apenas salía de su hogar”.

¿Cómo era su relación?

“Esa niña era lo máximo”, fue la primera oración que escribió Edgar al momento de empezar a describir su convivencia.

“Yo te voy a ser sincero, he tenido varias relaciones pero nunca una como ella. Era obediente, humilde y casi nunca peleamos por nada, una muchacha de su casa tranquila”, comentó Leito.

A pesar de que no tenían un largo tiempo de relación amorosa las intenciones de Edgar con Yulissa era convertirla algún día en su esposa.

Apresan al culpable 

La Policía Nacional comunicó mediante un tuit esta mañana  el apresamiento del culpable del crimen, quien se encontraba prófugo luego de cometer el hecho.

Se espera que en las próximas horas las autoridades policiales brinden más información sobre el hecho.

Leave a Reply