‘Danzar, esencia mágica’

0 commentsViews: 6

Los espectáculos de danza clásica, por muy modestos que parezcan, adquieren un aire especial durante la época navideña. Los rodea cierta magia que además de elevar el espíritu del espectador le hace sentir partícipe de todos los beneficios emocionales que estos transmiten.

Y así, cargado de magia,  la escuela Tachi School Dance, que dirige la maestra Tachi Pérez, celebró su primer recital: “Danzar, esencia mágica”.

Y de eso se trató, de una velada donde el baile sirvió de excusa para reunir a familiares y amigos de las alumnas que por primera vez se mostraban al público para hacer gala de lo aprendido durante el año.

La escuela abrió sus puertas en noviembre de 2016 en Santo Domingo Este.
Las chicas deleitaron al público con diferentes técnicas de ballet (la danza madre), danzas modernas, ‘belly dance’ y ritmos clásicos navideños a los que dieron un toque peculiar.

Como invitadas especiales, las integrantes del grupo Hadi by Linda Zaré mostraron un poco de la cultura árabe al representar la danza Saidi o danza del bastón, el famoso baile de origen egipcio.

En esta rutina “la bailarina va haciendo alusiones a distintas danzas y estilos, pero lo que sigue primando es el espectáculo”, explica Tachi.
La maestra asegura que, amén de los beneficios que aporta el baile como disciplina física, la danza es uno de los canales más idóneos para transmitir a las niñas confianza, disciplina y conocimientos culturales.

A Federico Pérez
Tachi dedicó la velada a su fenecido padre, Federico Pérez y Pérez, “músico de alma y corazón de guitarra, nacido en Pedernales, pueblo pequeño de la frontera, criado con valores y amor a la música”. Federico estudió Contabilidad y trabajó en la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Formó parte de la Rondalla Universitaria y siempre se destacó por sus dones artísticos. Tocaba varios instrumentos, pero su pasión eran la guitarra y el acordeón piano.

Tags:

Leave a Reply