¿Soledad o independencia Emocional?

0 commentsViews: 9

La independencia emocional puede percibirse desde diferentes ámbitos y puntos de vista. No depender de otros monetariamente y realizar actividades sin tener que pedir autorización  o aprobación de alguien más son algunas.

Sin embargo, en el ámbito sociopsicológico esta hace referencia a la actitud ante la vida, al mismo tiempo de sentirse libre.

Así como  también a esa habilidad valiosa de aquellos que buscan tener el control de su vida, sin ataduras que les impidan o dificulten el disfrute a plenitud de las relaciones interpersonales, explica Clara Céspedes, psicóloga clínica especialista en psicología general y sanitaria del Centro Vida y Familia Ana Simó.

Esto suele desarrollarse en el momento que la persona amplía su autonomía y adquiere la capacidad de tener un control absoluto sobre sus decisiones y la vida en general. Lo que contribuye a sentirse seguro de sí mismo y tener una autoestima elevada, afirma la experta.

Cuando esto se desarrolla de forma sana y orgánica los beneficios son valiosos e importantes, mientras que llevada al extremo podría ser perjudicial. expone Céspedes. Añade que el resultado de ser una persona independiente en el ámbito emocional es que se pueda vivir a plenitud, con libertar y estar a gusto consigo mismo y con la certeza de que el estado de felicidad depende única y exclusivamente de el.

Del otro lado, cuando la independencia no es sana, las consecuencias son muy amargas y dolorosas. Los individuos eligen aislarse y las relaciones con los demás se ven afectadas. “Generalmente se convierte en un desastre y descontrol en el aspecto emocional y social”.

¿Cualidad o defecto?
Esto podría considerarse como una cualidad o defecto dependiendo de quién esté valorando esa habilidad y de hasta qué punto la ejerza. Según la especialista en salud mental se le considera una cualidad positiva y que todo ser humano debe desarrollarla si no la tiene aún.

“Se suelen crear polémicas y discusiones, ya que la palabra autosuficiente tiende a tener una connotación negativa en cuanto a creerse mejor o superior al otro”.

No obstante, esto nada tiene que ver ya que se refiere a ser eficiente, a valerse por sí mismo. Ahora bien, una cosa es poder hacer las cosas sin la ayuda de alguien y otra es aislarse porque entiende que no necesita de vivir en comunidad.

Solo o independiente
Resalta que se debe evitar confundir ser independiente emocional con ser una persona solitaria que piense que no necesita a otros en su vida y que no les dé importancia a los demás. A este punto ya no es algo positivo, sino todo lo contrario. “La independencia nada tiene que ver con llegar a decir o a querer vivir sin los demás, ya que el ser humano es un ente social. No confundamos vivir aislado con experimentar la independencia”, comenta.

CARACTERÍSTICA DE LOS INDEPENDIENTES
La experta indica que en salud mental se trabaja rigurosamente la prevención y promoción de la dependencia emocional, con el fin de que la persona pueda sentirse bien consigo misma, pueda ser feliz, cuide su integridad personal y su autoestima.

Un ente independiente posee ciertas características que le permiten creer y vivir una vida a plena consciencia de sus actos. En primer lugar se encuentra cuidar de sí mismo, tanto física como emocionalmente; también disfruta cada instante del día, teniendo presente que no siempre las cosas van a salir como se esperan; sabe pedir ayuda, ya que comprende la diferencia entre necesitar a otros y depender de ellos.

Para estas personas es imposible dejar en manos de otros su realización personal. Estos no delegan la responsabilidad que tienen consigo mismos a terceros, no culpan a los demás de sus fallos y frustraciones. Además este individuo acepta a los demás tal y cual son. Es consciente de cuándo es momento de decir que no.

En la labor: dependiendo de cómo se viva la independencia emocional, esta jugará a favor o en contra en el ámbito laboral, ya que se podría crear inconvenientes. “Hay que recordar que el sentirse libre e independiente nada tiene que ver con actuar como chivos sin ley, porque en una institución hay normas que cumplir”.

Leave a Reply